miércoles, 4 de enero de 2012

Me cuesta creer.

Aunque, tampoco encuentro razones para hacerlo. porque no se, sí esta vez el tiempo será capaz de reparar el destrozo que hay dentro de mí. o si por el contrario, será capaz de traicionarme a la primera de cambio. porque a veces puedo ser una maniática, pero ahora digo que esta vez no quiero que el tiempo me ayude a olvidar nada. que ahora, no necesito eso. que no necesito olvidar y huir de lo que no me termina de convencer. como cada vez, que he deseado que los meses se transformaran en segundos. o como otras, en las que cada sonrisa que utilizaba, era para tapar una lagrima que se escapaba sin aviso. de esas, que no se mantenían  escondidas en el recoveco de mí corazón. porque al final, se que me destruiría poco a poco cada vez que no encontrara razones para  creer con la fuerza necesaria.
c.gonzález.

3 comentarios:

  1. Cuando algo se acaba solo quieres que deje de doler. Y cuando deja de doler cuesta volver a sentir y volver a querer, y volver a creer. Y nos hacemos fuertes, pero tenemos más miedo. Quizás el miedo aparece para que seamos igual de incapaces ante el mundo. Pero, ¿sabes? El miedo está para vencerlo. Y la desconfianza para empezar a confiar...

    ResponderEliminar
  2. Mucha suerte en tu intento, porque los condicionantes que planteas lo ponen dificil :)

    Feliz añazo.

    Besazos enormes

    ResponderEliminar

Sentir, pensar y escribir. Adelante :)

Pásate por:

Cris González/Blog © 2010. Tema Sencillo. Con la tecnología de Blogger.