sábado, 10 de septiembre de 2011

Marionetas.

A ver. Y el mundo se vuelve a empeñar en que seamos el resultado de nuestra edad. Esa gente que se empeña en incluirse en un mundo que no le corresponde. No ser sí mismos. Dejarse llevar por lo que la sociedad impone en cada generación. Dejarse vencer por una mayoría. Esa que para mí no vale la pena. Intentar aparentar lo que no es, por ese miedo a ser distinto. A ser de la minoría. A ser autentico. A ser tú.
Y ahora es cuando voy a hablar un poco borde. Y digo: Que coño pasa si no haces lo de todos. Qué coño pasa si haces lo que te apetece en ese momento. A mí, aún nada. Y por eso, realmente nunca entenderé como se puede renunciar a tu propia identidad. A tú personalidad. Si de algo somos dueños, es de nosotros mismos, de nuestra manera de vestir, de pensar, de actuar, de identificarnos, de hablar, de expresarnos. No sé.
Para mí tener dieciocho años, no va más allá de haber vivido más de seis mil quinientos setenta días. Para otros significa salir de fiesta. Hacer lo común, tengas ganas o no. Creerse más maduros, aunque sean infantiles sin límite. Y yo solo puedo expresar tristeza cuando veo marionetas bailando, marionetas incluyéndose en esa pelota de gente sin sentido. Sin norte. Marionetas con las ideas tan difuminadas que son incapaces de encontrase. Y yo, sinceramente, no me creo que seamos tan fácil de manejar.
c.gonzález

15 comentarios:

  1. ¿Qué pasa si no haces lo de todos y eres tú mismo? Pues que mereces la pena... porque aporta algo de sentido a este mundo "robotizado" ( que no inteligente), y nos hace tener esperanza.Buena entrada. :)

    PD: Me encanta tu imagen, creo que te será fácil adivinar por qué, jeje

    Salu2

    ResponderEliminar
  2. yo tenia un gatito algo parecido!
    nueva entrada :)

    ResponderEliminar
  3. waaa genial ;)
    te leo de ceerquitaaa oks? :D
    Una invitación a mis blogs:
    http://globosagua.blogspot.com
    http://tresmariposasymedia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Cada uno debe ser uno mismo, sin duda.

    ResponderEliminar
  5. El colo no define el espíritu.


    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Si eres diferente, te tachan de rarito y si eres igual a los demás, de que no tienes personalidad. Nunca se complacerán con lo que eres, y tampoco creo que haga falta que nadie lo haga.
    Un besiiiiito :)

    ResponderEliminar
  7. Me encantó! Es una hermosa entrada, tu blog es precioso, te dejo el mío y te sigo :) http://andwhatcomesnext.blogspot.com/ Un beso y suerte ♥

    ResponderEliminar
  8. "Para mí tener dieciocho años, no va más allá de haber vivido más de seis mil quinientos setenta días. Para otros significa salir de fiesta. Hacer lo común, tengas ganas o no. Creerse más maduros, aunque sean infantiles sin límite. Y yo solo puedo expresar tristeza cuando veo marionetas bailando, marionetas incluyéndose en esa pelota de gente sin sentido..."

    Nada más que añadir.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. No siempre hay que dejarse llevar y no siempre hay que ir por libre, hay que buscar esa línea intermedia que te ayude a equilibrar y ser tú misma:D

    Un besazo

    ResponderEliminar

Sentir, pensar y escribir. Adelante :)

Pásate por:

Cris González/Blog © 2010. Tema Sencillo. Con la tecnología de Blogger.