sábado, 27 de agosto de 2011

Observando paisajes.

Y así es la vida que suele desplegarse ante nosotros. Vas conduciendo y tú cuenta-kilómetros sigue subiendo. Observando miles de paisajes a su paso. Algunos no son de tú estilo, otros en cambio, te agradan más. En fin, todo es una espiral tan complicada que te obstruye con pensamientos de limitación. Pensamientos que con frecuencia has utilizado para dar oportunidad tras oportunidad. Pero llega un momento que es difícil reorganizarlo todo. Reconstruir algo a lo que le faltan piezas. Eso que te limita de algún modo, por así decirlo.

Cuesta tanto hablar en otro idioma, que es complicado tener expectativas cuando la fuerza de esas no es todo lo poderosa que tú hubieras deseado. Así no se puede atraer nada. Pero creo que en este caso tampoco lo pretendo.
Y ahora, voy conduciendo, contemplando el estado actual de todos los paisajes que me voy dejando atrás y veo como en este caso mis acciones contradicen mis deseos. Y lo peor es que creo que no lo deseo tanto. No sé. Creo que mis acciones son la causa de mis pensamientos.

Es fácil. Si no me tratan con respeto, es imposible que yo pueda emitir una señal más agradable. Joder. Ahora la espiral soy yo. Y todo para conseguir algo que ni siquiera deseo.




Cris.

5 comentarios:

  1. Espirales muy relativas a tu alrededor jajaja. Cual cojes?. Esa es la cuestión. Megustaaaa :p

    ResponderEliminar
  2. Somos seres muy contradictorios, capaz de boicotear nuestros propios deseos y de luchar a muerte por cosas que ni si quiera deseamos. Y no creo que sea algo malo. Sólo hay que saber sobreponerse a ello. Besos.

    ResponderEliminar
  3. No conoce más el mundo quien más ha vivido, sino quien más ha observado.
    Somos seres bipolares y con muchas dualidades!! cuando lo que deberíamos de hacer es llevar a cabo lo que uno quiere y después, a partir de ahí, asumir consecuencias!!! tanto positivas como negativas!
    Un beso!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. LOs viajes hay que vivirlos con cariño. Nuestras retinas están preparadas para todo esos y más, aunque a veces se peléen por ver cosas distintas :))

    Besazos enormes

    ResponderEliminar
  5. no vale la pena meterse en una espiral por algo que uno no desea. Cierra los ojos y trata de descubrir qué es realmente lo que quieres, y entonces lanzate a conseguirlo.

    ResponderEliminar

Sentir, pensar y escribir. Adelante :)

Pásate por:

Cris González/Blog © 2010. Tema Sencillo. Con la tecnología de Blogger.